Nada se pierde, todo se transforma.

Cuando Cuchi nos regalo estos cuadros que pertenecían a su madre sabíamos que podíamos hacer algo especial con ellos pero pasaban y pasaban los días y nunca encontrábamos el momento adecuado para ponernos a ello. Pero de repente nuestra vida cambio, nos vimos obligados a “tener tiempo” porque nos habían arrancado nuestra rutina de locura. Fue entonces cuando sentimos la necesidad de rescatar aquellas cosas que habíamos “retrasado” por falta de tiempo. Y nos pusimos manos a la obra !!! Nada se pierde, todo se transforma!

Lo primero que hicimos fue desarmar los cuadros con cuidado para poder reutilizar los marcos y el paspartú. Empezamos por lijar un poco los marcos para intentar “arañar”  cuidadosamente la superficie para favorecer el agarre de los productos que posteriormente utilizariamos.

Aplicamos una primera capa de pintura Nordic Chic color Dusty Green

Como la idea era desgastar el marco para que tuviera un aspecto envejecido y que se vieran tres colores entonces aplicamos entre mano y mano de pintura el top coat de Nordic Chic para fijar el color verde. Una vez seco el top coat o barniz le dimos una segunda mano de pintura Nordic Chic color Baby Rose

Para que se intuyeran los tres colores (madera, verde y rosa), lijamos cuidadosamente la superficie intentando centrarnos en filos y esquinas. Como acabado final hemos elegido una cera Nordic Chic color gris que acentuó el pretendido envejecido de los marcos sin llegar a saturarlos.

Cera Nordic Chic

Para la lamina hemos utilizado unos papeles que habíamos preparado durante un curso que hicimos con una “artistaza” y amiga argentina “Vivian Guggenheim” (menudo apellido lleva)sobre “Sumi Nagashi” literalmente en Japón “tinta que flota”. El “Sumi Nagashi” es una antigua técnica desarrollada en el siglo XII con el propósito de decorar papeles , su fin era acompañar poemas caligrafiados, pero se cree que la técnica nació a partir de teñir los papeles para evitar el ataque de diferentes, hongos, insectos o bacterias. Por medio del control de ciertas condiciones físicas y químicas, se logra que la tinta quede suspendida sobre una superficie de agua y se disperse formando dibujos o delicados remolinos que luego son retenidos en una monocopia sobre papel. Las copias así logradas pueden tener un fin en sí mismas como imagen o aplicaciones en caligrafía, encuadernación y origami.

Sumi Nagashi

Pero a nosotros se nos ocurrió que podrían quedar fantásticos combinándolos con uno de los transfers de Redesign with Prima Para este caso hemos elegido el transfer “Lovely Ledger” y nos parce que quedo fascinante! (Pero nos encantaría escuchar tus comentarios )

Finalmente volvimos a armar los cuadros re aprovechando los marcos, paspartú y los cristales. Ya están listos para que la afortunada que se quede con ellos los cuelgue en su hogar con la seguridad de tener una pieza única que reune todas la virtudes que un objeto puede tener, belleza, originalidad, recuerdos, sentimientos, personalidad y ademas la seguridad, que decorando nuestro hogar con objetos transformados, estamos colaborando con sostener nuestro planeta.

Nada se pierde, todo se transforma


Deje su comentario aquí

  Acepto la política de privacidad